Los 20 mejores aceites para el crecimiento del cabello: consejos y remedios para el crecimiento del cabello

La alopecia y la caída del cabello son un problema capilar común en personas de todas las edades. Ya sean adolescentes, adultos o personas de cincuenta o sesenta años. ¿También sufre de pérdida de cabello constante y de un deterioro constante de la autoestima? ¿Está buscando formas de combatir la caída del cabello de forma natural? Bueno, si es así, ¡hay una gran noticia para ti! Varios aceites capilares naturales promueven el crecimiento del cabello, combaten el problema de la caída del cabello y mejoran la calidad y apariencia general de su cabello. Estos 20 aceites principales también pueden resultar beneficiosos para usted si padece problemas en el cuero cabelludo, adelgazamiento del cabello, caspa y otros problemas relacionados con el cabello.

Si todo lo demás ha fallado, confíe en estos aceites para el cabello para asegurar un cabello largo, saludable y brillante, además de ayudar a un crecimiento más rápido del cabello.

¡Echemos un vistazo a estos aceites para el cabello y descubramos sobre ellos en detalle!

Aceite de ricino

El aceite de ricino está repleto de nutrientes esenciales como minerales, proteínas y vitamina E. Funciona como por arte de magia en un cuero cabelludo que sufre una constante pérdida de cabello. Además, sus propiedades antimicrobianas ayudan a eliminar todo tipo de problemas del cuero cabelludo como la caspa. Curiosamente, el aceite de ricino suaviza naturalmente el cabello al hidratarlo y garantizar que se mantengan los niveles normales de humedad en el cabello. El mejor ingrediente del aceite de ricino es el ácido ricinoleico porque trata el cuero cabelludo de todo tipo de enfermedades e inflamaciones del cabello. La razón principal por la que el aceite de ricino hace que el cabello crezca más rápido es porque facilita el flujo de sangre al cuero cabelludo. Es especialmente bueno para el tratamiento del cuero cabelludo seco por sus propiedades hidratantes. Para aprovechar al máximo el aceite de ricino, masajee bien el cuero cabelludo y el cabello y lávese el cabello con un champú suave, dejándolo actuar durante la noche.

Aceite de oliva

Aceite de oliva para el crecimiento del cabello.

Los secretos del aceite de oliva son conocidos por todos. No solo es una gran adición a sus platos favoritos, sino que también es rica en vitamina E y contiene altas propiedades hidratantes. Además de eso, contiene una concentración sustancial de antioxidantes que no solo es buena para el cabello sino también para la piel. Además, el aceite de oliva es extremadamente ligero y se compone de ácido oleico, lo que facilita que el aceite penetre en el tallo del cabello y asegura que la humedad se bloquee en el interior. Lo bueno de este aceite es que también funciona como un acondicionador natural para promover un cabello suave y obviamente suave siempre que lo use con regularidad. Si tiene problemas de caspa que provocan una mayor caída del cabello, el aceite de oliva es una bendición para usted debido a sus propiedades antiinflamatorias. Masajea tu cuero cabelludo a fondo y déjalo toda la noche para obtener mejores resultados.

aceite de sésamo

Aceite de sésamo para el crecimiento del cabello.

El aceite de sésamo es a menudo un ingrediente clave en varias preparaciones ayurvédicas para el crecimiento del cabello. También se agrega al aceite Bhringraj para mejorar sus propiedades de crecimiento del cabello. Este aceite es de naturaleza antimicrobiana y, por lo tanto, ayuda en el tratamiento de muchas infecciones por hongos e infecciones del cuero cabelludo. La mejor técnica para usar aceite de sésamo es el tratamiento con aceite caliente porque de esta manera puedes asegurar una nutrición profunda de tu cabello gracias a que el aceite penetra profundamente en los folículos pilosos. Nutre el cuero cabelludo, acondiciona el cabello y también ayuda a eliminar los problemas de caspa. ¡Y espera! ¡No es eso! La presencia de vitamina E en el aceite de sésamo estimula enormemente el crecimiento del cabello.

Aceite de argán

Aceite de argán para el crecimiento del cabello

¡El aceite de argán ciertamente puede considerarse como un aceite que ha conquistado el arte del cuidado del cabello! Decir que es un aceite milagroso para promover la salud del cabello es quedarse corto. Nutre, hidrata e hidrata profundamente el cabello al penetrar en las capas más profundas del tallo del cabello y nutrirlo profundamente. ¿Qué más? El aceite de argán es un tesoro lleno de antioxidantes que ayudan a reparar el cabello dañado y muerto. Lo que distingue al aceite de argán es la presencia de vitamina E y vitamina F que ayudan a reparar el cabello dañado y lo hacen lucir brillante y brillante. Esta es precisamente la razón por la que el aceite de argán es la manera perfecta de deshacerse de las puntas abiertas rebeldes. Se le conoce popularmente como frío líquido por sus maravillosas propiedades sobre el cabello. Finalmente, si el peinado con calor excesivo ha dañado tu cabello, ¡el aceite de argán es la solución!

Aceite de jojoba

Aceite de jojoba para el crecimiento del cabello

El aceite de jojoba no solo es beneficioso para el cabello, sino que también hace maravillas en la piel. Tiene intensas propiedades cicatrizantes e hidratantes. El uso regular de aceite de jojoba garantiza un cabello brillante y sin frizz. Si está buscando estimular el crecimiento del cabello, no podría encontrar un aceite mejor que el aceite de jojoba porque ayuda en el crecimiento y mejora de nuevas células ciliadas. Además de eso, aniquila con éxito la caspa y, por lo tanto, reduce la caída del cabello. La mejor calidad del aceite de jojoba es que nutre profundamente los folículos pilosos sin dejar ningún residuo. Además, ayuda a que las células ciliadas se reproduzcan a un ritmo increíble.

Aceite de coco

Aceite de coco para el crecimiento del cabello.

El aceite de coco no solo es un alimento básico en la cocina del sur de la India, sino también el principal secreto para el cabello brillante de las mujeres en esta región. Es el mejor aceite para el cabello si quieres dejar tu cabello suave, brillante y saludable. El aceite de coco está repleto de antioxidantes y vitamina E, por lo que funciona como un acondicionador natural para reparar el cabello dañado. Se sabe que estimula el crecimiento del cabello, penetra profundamente en los folículos pilosos e hidrata el cabello seco. También ayuda a suavizar el cabello y prevenir las puntas abiertas y la rotura del cabello. El aceite de coco funciona de maravilla si le agregas hierbas como hojas de curry, brahmi, bhringa y otros ingredientes ayurvédicos esenciales. Luego se convierte en un aceite milagroso que puede curar todo tipo de daño del cabello y ayudar a que el cabello crezca más rápido en muy poco tiempo.

Aceite de lavanda

Aceite de lavanda para el crecimiento del cabello.

El aceite de lavanda tiene un aroma dulce y refrescante. Las hojas y los tallos de lavanda inducen notas alcanfóricas que se suavizan aún más con la increíble suavidad de las flores de lavanda. El uso de lavanda en el cuero cabelludo a través de la terapia de masaje proporciona una profunda sensación de relajación, promueve el crecimiento del cabello, previene la caída del cabello y mejora la circulación sanguínea. Además, es un humectante muy potente, antiséptico y antimicrobiano. Hidrata profundamente el cuero cabelludo, equilibrando adecuadamente la producción de sebo. Sus propiedades curativas lo convierten en un aceite ideal para personas que padecen caspa. La mejor forma de utilizar aceite de lavanda es masajearlo profundamente en el cuero cabelludo. No solo ayuda a tu cabello, sino que también te ayuda a dormir bien por la noche debido a sus propiedades calmantes naturales.

Aceite de romero

Aceite de romero para el crecimiento de pelo

El aceite de romero es un aceite esencial y tiene un efecto muy poderoso sobre el cabello. Es uno de los aceites más picantes y frescos que puedes encontrar con un aroma amaderado y mentolado. Su aroma es deliciosamente herbáceo y al instante juvenil. Contiene muchos antioxidantes que ayudan a prevenir el adelgazamiento y el encanecimiento del cabello. También estimula la circulación sanguínea por lo que es ideal para el crecimiento del cabello y la estimulación de los folículos pilosos. Además, reduce significativamente la producción de sebo, por lo que es perfecto para un cuero cabelludo graso. También proporciona un inmenso alivio de la caspa y la picazón del cuero cabelludo. La mejor forma de utilizar aceite de romero es mezclarlo con aceite de oliva y someterse a un tratamiento de aceite caliente masajeando la mezcla en el cuero cabelludo y luego envolviendo el cabello en una toalla empapada en agua muy caliente.

Aceite de tomillo

Aceite de tomillo para el crecimiento del cabello.

El tomillo es una hierba muy popular con hojas pequeñas e intensamente aromáticas. Un consejo para comprar aceite de tomillo es pedir linalol de tomillo debido a sus milagrosas propiedades suavizantes de la piel. En una nota relacionada, no opte por el tomillo rojo, ya que está hecho con aceite de tomillo que puede irritar la piel. El aceite de tomillo rejuvenece los folículos capilares y mejora el flujo sanguíneo al cuero cabelludo, lo que promueve el crecimiento del cabello. Es un ingrediente común en productos para el cabello y champús que pretenden prevenir la caída del cabello. Para obtener mejores resultados, mezcle aceite esencial de tomillo con aceite de oliva virgen extra y aceite esencial de lavanda. Masajea a fondo esta mezcla en tu cuero cabelludo y deja que nutra tu cabello durante unos buenos 20 minutos. Más tarde, ¡el champú está fuera!

Aceite de menta

Aceite de menta para el crecimiento del cabello.

En pocas palabras, la menta se puede llamar un híbrido de menta acuática y menta verde. Sin embargo, es sin duda el más caliente de todos. El aceite de menta tiene un aroma a menta potente y refrescante con notas de salida dulces y crujientes. Mejora en gran medida la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y ayuda al rejuvenecimiento de los folículos pilosos, así como a la estimulación del crecimiento del cabello. Realiza una acción de limpieza profunda en el cuero cabelludo que ayuda a destapar los poros y permite el flujo suave de las células de la piel, lo que la hace ideal para un cuero cabelludo seco. Sin embargo, tenga en cuenta que la menta, debido a sus altas propiedades refrescantes, a veces puede causar irritación de la piel en algunas personas. Por lo tanto, es mejor hacer una prueba de parche antes de usarlo completamente. La mejor manera de usar aceite de menta es mezclarlo con aceite de coco tibio y aceite esencial de lavanda.

Aceite de salvia clarea

Aceite de salvia para el crecimiento del cabello

La planta de esclarea se llama la reina de las plantas de salvia porque produce grandes espigas de flores rosadas y lilas que tienen un aroma extremadamente almizclado y poderoso. También tiene notas de un aroma amaderado-dulce y a nuez. La salvia es muy popular porque tiene un alto contenido de fitoestrógenos que ayuda al crecimiento del cabello y revierte la calvicie prematura. Además, cuando aplicas un masaje con aceite de salvia en el cuero cabelludo, este controla la caspa y normaliza la producción de aceite en el cuero cabelludo. También es perfecto para manejar el cabello encrespado o rizado. Tenga en cuenta que debe evitar el aceite de salvia si está embarazada, ya que puede causar contracciones. Para obtener mejores resultados, mezcle 10 gotas de aceite de salvia con 2 cucharadas de aceite de coco. Luego, masajee su cuero cabelludo, cubriendo cada mechón, dejando el cabello brillante y suave.

Aceite de árbol de té

Aceite de árbol de té para el crecimiento del cabello.

Se han realizado muchas investigaciones sobre los potentes efectos antimicóticos y antimicrobianos del aceite de árbol de té. Tiene un aroma fresco medicinal y penetrante con matices dulces y golosos. Es un componente crucial en muchos productos para el tratamiento de la caspa porque ayuda a aliviar la sequedad y la picazón e hidrata el cuero cabelludo. El aceite del árbol del té comienza filtrándose muy profundamente en los folículos pilosos. Ayuda a destapar los poros, permitiendo el flujo de sebo natural. Además, es muy popular por sus propiedades antimicrobianas, resolviendo así los problemas de acné del cuero cabelludo, infecciones fúngicas y crecimiento bacteriano. Puede usar aceite de árbol de té con un aceite portador de almendras dulces para obtener mejores resultados.

Aceite de ylang-ylang

Aceite de ylang-ylang para el crecimiento del cabello

Ylang Ylang básicamente significa «flores de flores». Es un árbol tropical que viene con tres tipos de flores: rosa, amarillo y morado. Tiene un aroma dulce y almizclado de larga duración con notas de salida vivaces. Si tiene el cuero cabelludo seco o con picazón debido a una producción insuficiente de sebo, el aceite de ylang ylang es perfecto para usted. Por lo tanto, ayuda a prevenir la caída del cabello, el adelgazamiento del cabello y el cabello quebradizo y fino. El aceite de ylang ylang ayuda a estimular naturalmente la producción de sebo e hidratar el cabello y el cuero cabelludo. También es muy conveniente para eliminar los piojos y es una alternativa más segura a otros tipos de productos que contienen pesticidas. Para obtener mejores resultados, mezcle aceite de ylang-ylang con aceite de coco o de oliva y utilícelo como tratamiento de aceite caliente.

Aceite de cedro

Aceite de cedro para el crecimiento del cabello.

El aceite de madera de cedro tiene un aroma cálido y amaderado. Es ideal para controlar la caspa y tratar la caída del cabello. Un estudio reciente incluso afirmó que mezclar aceite de madera de cedro con tomillo, lavanda y romero puede revertir con éxito alopecia areata. La madera de cedro promueve en gran medida el crecimiento del cabello al equilibrar las glándulas productoras de aceite en el cuero cabelludo. Este aceite de calentamiento también mejora la circulación sanguínea, lo que resulta en un crecimiento vigoroso del cabello. ¿Qué más? Sus propiedades antisépticas y antibacterianas tratan con éxito la acumulación de caspa u otros problemas de hongos. Para obtener mejores resultados, mezcle aceite de madera de cedro con aceite de coco y masajee suavemente su cuero cabelludo con la mezcla. Alternativamente, también puede mezclarlo con su champú para obtener resultados óptimos.

Aceite de helicriso orgánico

Aceite de helichrysum orgánico para el crecimiento del cabello

Helichrysum es parte de la familia de plantas Asteraceae y se encuentra principalmente en la región mediterránea. Se ha utilizado durante décadas debido a sus propiedades medicinales. Tiene una fuerte capacidad para reducir la inflamación debido a su inhibición de enzimas inflamatorias, efectos similares a los de los corticosteroides y actividad de eliminación de radicales. Es un aceite regenerador de todos los tejidos del cuerpo. Apoya la producción de sebo, tejido sano del cuero cabelludo y mejora el flujo sanguíneo al cuero cabelludo. Como resultado, hay un mayor flujo de nutrientes y sangre a los folículos pilosos, lo que aumenta en gran medida la tasa de crecimiento del cabello. Para obtener mejores resultados, mezcle cuatro gotas de aceite esencial orgánico de Helichrysum con cinco gotas de aceite de lavanda y cuatro gotas de aceite de romero. Masajea suavemente el cuero cabelludo y déjalo actuar durante la noche para ver el envidiable cabello de tus sueños.

Aceite vegetal de cola de caballo

Aceite vegetal de cola de caballo para el crecimiento del cabello.

La planta de cola de caballo consiste en sílice que promueve uñas y cabello más fuertes. El aceite extraído de la cola de caballo también es un remedio popular para tratar la caspa y las puntas abiertas. La mejor manera de utilizar el aceite vegetal de cola de caballo es mezclarlo con otros aceites esenciales para obtener un cabello más grueso y sin problemas. Puede comenzar agregando unas gotas de aceite vegetal de cola de caballo al aceite de oliva virgen extra o al aceite de coco. Masajee suavemente esta mezcla en el cuero cabelludo y el cabello y déjela reposar durante al menos 20 minutos. Esto asegurará que el aceite de cola de caballo llegue a los folículos pilosos más profundos de su cabello y mejore la circulación sanguínea. Es un excelente entorno para que crezca el cabello y nutre los folículos pilosos en profundidad desde el interior.

Aceite de albaricoque

Aceite de albaricoque para el crecimiento del cabello.

El aceite de semilla de albaricoque se compone de ácidos grasos omega-9 y ácido oleico. Por lo tanto, es un emoliente fantástico que hace que el cuero cabelludo sea más flexible y suave. Aumenta el nivel de hidratación del cuero cabelludo y reduce la sequedad. El ácido linoleico en el aceite de albaricoque también ayuda a prevenir la pérdida excesiva de humedad, proporcionando así suficiente lubricación al cuero cabelludo. La mejor manera de usar aceite de albaricoque es agregar unas gotas a su acondicionador o champú favorito para darle a su cabello una mayor hidratación y suavidad. También puede masajearlo como un proceso previo al lavado con champú para eliminar los enredos rebeldes. Otra forma de utilizar mejor el aceite de albaricoque para el cabello es masajearlo profundamente en el cuero cabelludo, lo que ayuda a eliminar la sequedad y la picazón, además de proporcionar un aroma relajante a los sentidos.

Aceite de girasol

Aceite de girasol para el crecimiento del cabello.

El aceite de girasol tiene una serie de beneficios, como mejorar la ayuda del cuero cabelludo, estimular el crecimiento del cabello, acción emoliente y eliminar el cabello encrespado. Contiene grandes cantidades de vitamina E. Como resultado; Ayuda a reducir las bacterias en el cuero cabelludo que contribuyen a la sequedad del cuero cabelludo y la acumulación de producto. Además de eso, el aceite de girasol es un humectante natural, ya que está impregnado de minerales y varias vitaminas que promueven el crecimiento saludable del cabello. En invierno, cuando tu cabello tiende a perder su humedad natural y se vuelve encrespado e inmanejable, ¡el aceite de girasol es un salvavidas! Ayuda a hidratar el cabello al instante y aporta suavidad y brillo a tu cabello. El aceite de girasol también previene la pérdida de agua, ya que es un solvente ligero y no polar como el aceite de jojoba. Tiene una textura ligera, por lo que retiene la humedad y penetra profundamente en el tallo del cabello. También es inodoro, por lo que no tiene que preocuparse por un olor desagradable.

Aceite de aguacate

Aceite de aguacate para el crecimiento del cabello.

Hay muchos mitos sobre el aceite de aguacate en línea. Sin embargo, aquí compartiremos contigo exactamente por qué el aceite de aguacate es una bendición para tu cabello. El aceite de aguacate tiene un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados que es incluso mayor que el aceite de oliva virgen extra. Esta es la razón básica por la que el aceite de aguacate es excelente para tu cabello. En estos días, tener el cabello dañado y seco debido a una mala nutrición, tratamientos químicos, peinados con calor y contaminación ambiental es bastante común. Aquí es donde las grasas mono-saturadas hidratan, fortalecen y nutren los mechones de cabello, proporcionando una especie de mascarilla capilar y protegiendo el cuero cabelludo del daño. Cuando masajea el cuero cabelludo con aceite de aguacate, también estimula el flujo sanguíneo a los folículos pilosos. Esto asegura que una gran cantidad de nutrientes lleguen a su cuero cabelludo, estimulando así un nuevo crecimiento.

Aceite de limoncillo

Aceite de limoncillo para el crecimiento del cabello

El aceite de limoncillo tiene muchas propiedades curativas y hace maravillas como desodorante y limpiador eficaz. Ayuda a fortalecer los folículos pilosos y ayuda a calmar la piel irritada y con picazón. El mayor beneficio de usar aceite de citronela es que es un repelente de insectos natural y ayuda a aliviar el estrés, que es la principal causa de pérdida de cabello. También desintoxica tu cabello y le da una salud óptima. El limoncillo puede ser tu compañero secreto para el cabello largo y grueso. Para obtener los mejores resultados, mezcle aceite de hierba de limón con aceite de lavanda para crear una fórmula poderosa para un cabello fuerte y hermoso.

Conclusión

No se puede decir que el cabello sea una parte importante de tu cuerpo. La caída del cabello no solo reduce su autoestima, sino que también afecta enormemente su confianza en sí mismo. Por lo tanto, para evitar la vergüenza y el estigma social además de mejorar la salud del cabello, definitivamente debe incorporar estos aceites naturales y esenciales en su régimen de cuidado del cabello. Estos aceites no solo son maravillosos para tu cabello, sino que también están dotados de muchos otros atributos positivos para tu salud física y mental. Por lo tanto, siéntase libre de usar estos aceites a diario para obtener resultados óptimos. Puede comprarlos en tiendas confiables o prepararlos en casa a partir de recetas en línea.

¡Cabello feliz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *